Abrir menú

Renta Vitalicia 75

Es un producto con excelente tratamiento fiscal que está especialmente pensado para mayores de 60 años que dispongan de un capital ahorrado y quieran transformarlo en una renta periódica y asegurarse una rentabilidad de por vida.

Lo quiero

Ventajas

  •    Consulta en tu Oficina BCLM la tarifa vigente.
  •    Se permite el rescate total en cualquier momento. El valor de rescate será el menor de los siguientes importes:
  •    Cobro de una renta mientras viva el asegurado. En caso de fallecimiento del asegurado los beneficiarios perciben el 75% de la prima. A cambio de ese menor capital de fallecimiento el importe de las renta aseguradas son    superiores.
  •    Valor de realización que en el mercado tendrían los activos asignados a la póliza. Así mismo siempre que el asegurado viva al cabo de 6 meses del rescate percibirá el 95% de la diferencia positiva si existiera, entre el importe de rescate y el valor de mercado de los activos.
  •    En el momento de renovación del tipo de interés, el importe de rescate será el mismo que la provisión matemática a la fecha.
  •    Capital de fallecimiento vigente en el momento del rescate.
Lo quiero

Condiciones

  • Edad mínima 18 años.
  • Duración: vitalicia
  • Prima Única, con un importe mínimo de 25.000 euros.
  • Rescate parcial: No se permite.

Fiscalidad

NOTA: la información indicada a continuación es de carácter general, no constituye asesoramiento fiscal y puede estar sujeta a futuras modificaciones de la normativa fiscal. Para los residentes fiscales en el País Vasco y Navarra, las referencias a la Ley del IRPF serán las que correspondan a la legislación foral propia con las especialidades que se establezcan en las mismas.

 

Fiscalidad: Prima no deducible.

  • Renta vitalicia: Resulta aplicable la fiscalidad prevista para las rentas vitalicias con lo que sólo un porcentaje de la renta tiene la consideración de rendimiento a efectos del IRPF dependiendo de la edad del asegurado en el momento de la contratación. Así por ejemplo, en el caso de asegurados de 70 ó más años, el porcentaje exento será del 92%. Por este motivo el producto presenta unas rentabilidades financiero fiscales superiores a la de cualquier otro producto financiero similar. En caso de rescate, aun perdiéndose las reducciones antes descritas y resultando una tributación similar a la de otros productos de inversión, conserva otra ventaja fiscal clara: un diferimiento del pago de impuestos sobre la mayoría de los rendimientos hasta el momento del rescate.
    En caso de rescate, el asegurado tributa por las rentas no gravadas anteriormente desde la fecha de efecto del seguro y se considerarán rendimientos del ejercicio fiscal en el que se rescate la póliza.
    Sobre los rendimientos que tributan se aplica una retención del 19%. Desde 6.000,01 € a 50.000 euros, tipo del 21%. A partir de 50.000 € el tipo es el 23%.
  • Capital de fallecimiento: Tributa por el impuesto de Sucesiones y Donaciones; cada beneficiario se aplicará una reducción del 100% de las prestaciones percibidas por seguro de vida, con el límite de 9.195,47 €, cuando éste sea cónyuge, ascendientes o descendientes del contratante fallecido.
  • Rescate: Tendrá la consideración de rendimientos de capital mobiliario la diferencia entre el importe percibido en concepto de rescate y la prima pagada, más la parte de las rentas hasta el momento percibidas que resultaron exentas de tributación por aplicación de los porcentajes arriba indicados y se considerarán rendimientos del ejercicio fiscal en el que se rescate la póliza.